lunes, 7 de diciembre de 2009

AGUA QUE NO HAS DE BEBER...


Cocaína hasta en el agua del grifo
Expertos en química, biología y medicina alertaron ayer en San Sebastián sobre la presencia de drogas en las aguas residuales, fluviales y de consumo

LIDE AGUIRRE SAN SEBASTIÁN DIARIO VASCO del 29.10.2.009

DV. El agua potable de las ciudades de España contiene partículas de cocaína. Son prácticamente indetectables y no revisten ningún riesgo para la salud del ser humano, pero dan noticia de un fenónemo que afecta a la península de cabo a rabo: la droga está en sus aguas, en las residuales, las fluviales y, finalmente, en las de consumo.
A este dato se suma otro que la la catedrática de química analítica de la Universidad de Barcelona, María Teresa Galcerán, reveló ayer durante la reunión que la sociedad española de cromatografía y técnicas afines celebró en San Sebastián de la mano de la Universidad el País Vasco: en cada litro de agua de grifo en Donostia hay 0,10 nanogramos de cocaína. Lo mismo ocurre en Bilbao y Vitoria. Pamplona duplica esa cifra. Y Zaragoza se lleva la palma entre las capitales, con casi dos nanogramos por litro de agua.
La cocaína se codea en el agua con otras partículas de otras sustancias, como las anfetaminas y la metadona, pero es ella la gran superviviente de las plantas depuradoras, que no logran eliminar totalmente esta droga que reciben de las aguas residuales y de los cauces fluviales. Aún así, los restos de droga en el agua de consumo son casi indetectables y es prácticamente imposible que su ingesta repercuta en la salud de las personas, ya que haría falta beber «35 litros de agua al día durante 70 años para ingerir lo equivalente a una dosis de cocaína (unos 100 mg)». Así lo puntualizó ayer Galcerán, quien junto a Damiá Barceló, investigador químico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) describió los avances en el campo de detección de drogas en el medio ambiente alcanzados durante este año.
La droga consumida por las personas llega a través de la orina a los ríos, tras pasar por los sistemas de depuración correspondientes, que no están «pensados ni preparados» para filtrarlas del todo.
Lo descubrió el equipo de Galcerán en un pormenorizado estudio realizado entre enero de 2006 y enero de 2007. Analizaron 42 plantas de tratamiento de agua residual de Cataluña, de donde se tomaron las respectivas 42 muestras. Todas dieron positivo en drogas. Sobre todo, en cocaína. El éxtasis le seguía de cerca: 31 muestras la portaban. Mientras que las anfetaminas figuraban en la mitad de ellas.
A través del estudio de las muestras de agua en plantas, ríos y ciudades, el equipo de Galcerán pudo sacar una foto del comportamiento de la población y ver claramente que el nivel de droga aumentaba radicalmente los fines de semana. Además, durante el verano y el invierno su presencia era mucho mayor que en otoño y primavera. Y sobresalió la subida del nivel de droga en los ríos durante las vacaciones de Navidad. Destacaron además los picos de droga en agua en la zona del Mediterráneo y en las cercanas a estaciones de esquí. «En el caso de la cocaína, calculamos del orden de 14 dosis al día por 1.000 habitantes».
Droga en el ambiente
Un equipo de investigadores del CSIC recogió muestras de la cuenca del Ebro entre octubre de 2007 y julio de 2008 en siete puntos cercanos a núcleos urbanos. Este río porta 620 kilos de cocaína y 230 kilos de otras sustancias. Si los resultados que obtuvieron se extrapolaran a otras zonas, «tendríamos un país que gasta 1.100 millones en adquirir 36 toneladas de droga al año», dijo Barceló.
El propio aire puede ser un chivato de las zonas donde se trafica con drogas. En 2007 en Italia se llevó a cabo un sonado estudio que desveló la presencia de cocaína flotando entre las calles de Roma. En España, la cantidad de droga en el aire es diez veces mayor. Así lo han demostrado un grupo de investigadores del CSIC, capitaneados por Barceló, que analizaron la calidad del aire en dos puntos de Barcelona y Madrid y detectaron concentraciones de hasta 850 picogramos (la billonésima parte de un gramo) por metro cúbico de aire y 17 tipos de drogas, sobre todo, cocaína.
Al igual que en el agua, los niveles la droga en aire, proveniente sobre todo del tráfico de estas sustancias a pie de calle, no revisten riesgo para la salud humana, explicó Barceló, quien añadió que en Canadá detectan las áreas donde se trafica con drogas a través de unidades móviles, como camiones, que circulan con captadores de sustancias en el aire.

2 comentarios:

  1. Lo que no se es como no vamos todos drogados entre unas cosas y otras el agua ya tiene de todo menos agua!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola

    Te invito a que añadas tu sitio a un directorio de enlaces, te esperamos en www.dondirectorio.com (pr4)
    Saludos

    ResponderEliminar