jueves, 23 de septiembre de 2010

EL HOMBRE TROPIEZA, DIOS LE ENDEREZA



Antiguamente se decia, que la virginidad era un valor en si mismo. Hay que reconocer que frente al hecho de perderla, sin consecuencia práctica o sucesiva, no tiene ningún mérito el conservarla.
Salvo si esa virginidad, se ofrece como voto a Dios, o como una promesa, o una ofrenda.
Entonces alcanza un nivel superior, que enlaza con la virtud de la castidad. Otra cosa, es que, él o ella,la pierda, y sufra por ello. . .Entonces es un pecado que comete contra si mismo.
A los pecadores se les conoce, -no por sus obras, que indudablemente las tendrán, sino tambien, por el efecto pernicioso que de ellas se hace-, por los que gozan, viéndolas y disfrutándolas, quienes están "detrás de la barrera". Es lo que se llama "pecado público,o "a sotto vocce".
En España, es muy frecuente "pecar en persona ajena". Asi de este modo se escarmienta en cabeza ajena, y no en la propia. Ha sido práctica de la burguesía, hasta fecha muy reciente, porque así de esta forma, se ocultaban vicios y constumbres muy arraigados en nuestra sociedad.
Aparte de ese hecho, de mancomunar los "pecaditos de los otros", en una capa social, servía para que el proletariado, se viera justamentente "retribuido", de no pertenecer a esa clase social, y así de este modo compensarle de su esclavitud, y servilismo.
Los medios de comunicación han cumplido con esa función social, de aunar la pasión, de saber de los demás, sin comprometerse por ello.
El único precio que deben de pagar es el precio del tabloide, o "revista de turno", mal llamada "revista del corazón". La verdad es que los "pecados de los demás", siempre han sido un pingüe negocio, para los medios de comunicación. Dime cuanto sufres, y te diré, cuanto vales.

domingo, 19 de septiembre de 2010

CUENTOS DE LA ESPAÑA CAÑI



El hombre es el único animal, que ademas de no rendirse a las evidencias, tropieza hasta tres veces en la misma piedra. Lo que le convierte, -ademas, de necio-, en inútil.
¿ Saben de donde proceden los demonios?. Del miedo de los hombres, que ante la imposibilidad de ser justificados, por las acciones de su propia naturaleza, buscan ser sancionados, por una instancia superior. Los que creeen que pueden ser justificados, por sus propios actos,se convierten en locos, como Nietsche, o en dictadores, como Hitler.
En su día, existia una civilización muy adelantada, parecida a la nuestra (La Atlantida, que menciona Platón, en sus diálogos), que desafió al Universo , y fuimos destrozados por ese asteroide, que cada 13.500 años, hace desaparecer una civilización. Es el mito de Prometeo, que trata de mover a la piedra, y ésta vuelve otra vez a su sitio.
El hecho de no practicar la humildad, con respecto a su mera existencia, hace que el hombre se haya inventado sus dioses, y busque ser sancionado en todos sus actos.
En la civilización actual, TODO LO QUE NO ESTA DEBIDAMENTE SANCIONADO, POR LOS SUMOS SACERDOTES, NO VA A MISA.
Es decir que el hombre es incapaz de reconocer, que está sujeta a las fuerzas cósmicas, del Universo, y que éstas condicionan su existencia, en La Tierra.
Muchas veces hay que escapar de la ortodoxia, y alcanzar el éxito. Entre otras cosas, poque la verdad, se alcanza, únicamente por uno mismo. A riesgo de no ser aceptado por los demás.
¿ Qué necesidad tiene el hombre inteligente, de que su verdad sea aceptada por los demás?.
Le basta conocerse a sí mismo, para ser aceptado "per sé". Es una máxima de los sofistas, o de los siete sabios de Grecia, o sea, la cuna de la civilización occidental.
¿ Se imaginan a Pericles, Demóstenes, Arquímedes, Anaximandro, Anáxágoras, Platon, y tantos otros, si se hubieran refugiado en la ortodoxia?. Sencillamente nosotros no existiriamos.
La vida es una pasada, pero hay que amoldarse.
La verdad, como la realidad, rara vez, van juntas. En la realidad, se han cometido, verdaderas tropelías, que luego han podido ser reconocidas, por la generación sucesiva, convirtiéndolas en verdad.
Goebbels dijo: "Una mentira, repetida, hasta la saciedad, se convierte en verdad".
No deja de ser cierto.¿Conocemos alguna proeza humana, que haya podido ser alcanzada, en nombre de la verdad?.
Los faraones: ¿ Hubieran podido hacer que miles de obreros, construyeran las pirámides, si se hubiera dicho que eran para, reencarnarse en la otra vida, y repetir su existencia?.
No nos cabe en la cabeza, que no hubiera levantamiento y oposiciones, ante monumental aserto, y de hecho han existido.
No únicamente en tiempos de Moisés y las siete plagas, de Egipto.
Se dice que España es católica. Lo único que se ha percibido a lo largo de toda su Historia, es su connivencia con el poder, que la ha sostenido, y mantenido. Y su feligresía acólita, como si de una "santa compaña" se tratase.
Lo único que queda reflejo de su Historia es la gran cantidad de sangre derramada, en nombre de causas estériles, y que la mayor pàrte de las veces, eran orquestadas, por latifundistas y terranientes sin escrúpulos. Al fin y al cabo, todo quedaba en un conflicto de intereses particulares.
Cuando la ciencia, no alcanza a la mayoria, el resto la convierte en superstición, cuando nó, ne superchería.
Menos mal, que la exigencia académica de los últimos cuarenta años, ha significado remover el espíritu crítico que tanto necesitamos.
Es España cuando se dice algo, se sopesa la categoria, de la persona que lo dice, y se le otorga la calidad , de lo que dice, en función del peso social, que tiene, independientemente, de que lo que diga sea, cierto, o no. O sea importante, o deje de serlo. Esta forma de otorgar importancia a las personas,en funcíon de lo que tienen, en vez de lo que dicen, ha sido la forma más sagaz, por parte de la burguesía terrateniente e industrial, para poder disfrazar sus intereses particulares y propiedades. En realidad, es un recuerdo de la plebe, hacia su pasado feudal, cuando "el silencio", era la moneda de cambio resultante, por la protección , que recibían de "sus señores".
Versos ápocrifos:

"En Madrid, la carrera de cerdos, ha siempre un espectáculo muy singular...
Consiste en coger un cochino, untarle de mantequilla el rabo, y echarle al
estanque a nadar(estanque del Buen Retiro).
Mientras el pueblo, rie, que te rie, y el Alcalde, dice que está bien....
¡¡¡ que síiiii... que siiiii...
Asi nos divertimos los de Chamberi....

Un pueblo que no guarda su memoria historica, constituira una rémora, que condicionará inevitablemente su futuro. España es un ejemplo de ello.
¿Hay alguien en este momento, que pueda recordar, la obra de Franco, en los últimos 60 años?.
Me gustaria conocerlo, pero es muy posible, que esté criando margaritas. Es una pena.
Es en interés público, o razón de Estado, lo que hace que los "pecaditos públicos" salgan siempre adelante.
No cabe esperar del prójimo arrojo o valentía, si tú no lo tienes. Como tampoco cabe esperar nada del prójimo, si tu nunca has hecho nada por los demás.
Normalmente los amigos están para las ocasiones, si todo vá bien. Y es cuando no se les conoce. En cambio , si reculan las tornas, entonces no reconoces a nadie.
En España la familia guarda un valor testimonial, frente a la desgracia, y la premoriencia. A ella se recurre en estos casos. Por lo demás es bastante raro, que alguien se haga cargo de los problemas ajenos. Es el baluarte y el castillete de popa, que los demás, erigen frente a tí, pensando que tú también, debes de tener el tuyo. Quizás sea una remembranza, mal aprovechada, de "Las Moradas", de Santa Teresa de Jesús.
"En casa de los amantes de la vida ordenada, no medran los tiburones". Proverbio chino.