viernes, 10 de enero de 2014


¿ES LA VOLUNTAD, ACTO MORAL, COMO  PROPIEDAD DE LOS SUJETOS LIBRES?


Me ha hecho mucha gracia que Kant considere la “voluntad”, como un "acto moral, “per se”, sin otro motivo, que lo justifique. Y que además, “la voluntad”, pueda ser considerada como una propiedad inherente. Para que un acto tenga esta consideración debe ser ,- considerado- , “acto bueno”.  Creo que en Kant, existe cierta miopía de pensamiento, al querer considerar, la voluntad, sin calificar, como “acto moral”. Eso es, como decir, que si un  Vespino, de dos cilindros , va a 250Km/h, yo me lo creo, por que me lo han dicho. Es un juicio “sintético”, que subordina el acto de la voluntad, como justificado,  “a priori”.

Por “deber”, y por propia legitimación de la doctrina nazi, se nutrió del concepto espúreo, de considerar, que los actos procedentes de la autoridad, tenían plena justificación , porque eran actos,emanados de la “voluntad”, de los que iban a ejecutarlos disociando ,así, la palabra, “deber”, de la “voluntad”. No son
sinónimos. La “voluntad”, perteneciendo a la categoría de hombre libre, es un acto volitivo, que puede estar exento del deber de ejecutar, si es contrario , al deber moral,que es el acto que se realiza, por cuenta, de quien, muestra mandato, a que otros ejecuten, lo que él no es capaz de hacer. Creo que es más importante el acto de “voluntad”, (en cuento que entraña responsabilidad, en los resultados), que el que realiza los actos, por "deber", esto es, por imperativo categórico. El segundo está exento de responsabilidad, no así, el que ordena, emanando así “voluntad”.  Me recuerda, a Leni Riefensthal, cuando hizo aquel documental, sobre los juegos olímpicos, y retrataba, hedonísticamente las ventajas del deporte, asignándole un título coincidente, de la filosofía kantiana, con el triunfo en la palestra:                      

                                 El triunfo de la voluntad”

Las doctrinas totalitarias, se han nutrido, de la filosofía kantiana, porque consideraban que el triunfo de la ideología se iba a ejecutar como “acto moral”. A la vez que se exoneraba, a los ideólogos de los resultados, por cuanto que éstos, y los “ejecutores”,  describían caminos paralelos, pero no coincidentes, en sus actos, con los que en realidad los llevaban a cabo. Así unos, quedaban exonerados, por “voluntad”, y otros por “deber”. Habría que reescribir la Historia, para reconsiderar si, la “voluntad”, era emanado del poder divino, (Absolutismo) y el “deber”, de ejecutar, hubieran sido considerados y exonerados también, por ser “ actos morales”. Sería muy interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario