domingo, 31 de enero de 2010

EL QUINTETO DE LA MUERTE



A estos Sres., se debe en gran parte, las desgracias, que sudamericanos, europeos, tuvieron que sufrir en sus carnes, gracias al afán imperialista de su presidente, y sus cuatro comparsas, haciendo de "celestinas". Primero, en el foro de la Sociedad de Naciones, que Woodrow Wilson, impulsó. La primera de las premisas, para hacer valer "una democracia", es hacer realidad sus derechos, -inexistentes al principio-, para hacerlos dependientes después.

“Si una nación demuestra que sabe actuar con una eficacia razonable y con el sentido de las conveniencias en materia social y política (sic), si mantiene el orden y respeta sus obligaciones, no tiene por qué temer una intervención de los Estados Unidos.” !!! (Naturalmente,siempre que se “pliegue”, a sus imperativos económicos, y esos estén "siempre" en primer lugar.

"La injusticia crónica o la importancia que resultan de un relajamiento general de las reglas de una sociedad civilizada pueden exigir que, en consecuencia, en América o fuera de ella, la intervención de una nación civilizada y, en el hemisferio occidental, la adhesión de los Estados Unidos a la Doctrina Monroe (basada en la frase «América para los americanos») puede obligar a los Estados Unidos, aunque en contra de sus deseos, en casos flagrantes de injusticia o de impotencia, a ejercer un poder de policía internacional".

El mecanismo, es sencillo de explicar. Primero "se exporta" el sentido de "libertad" que es inherente, y consuetudinario a todos los "pueblos esclavizados", acompañado de una incursión mercantil,en forma de tratado comercial, o concesión administrativa , con una "republica bananera", (caso Panamá). Naturalmente, "esos esclavos", tienen un amo.

Y "ese amo" se sitúa a la cabecera de un país bananero, autocrático, ( estilo Tirano Banderas, según la obra homónima de Valle Inclán).

Ejemplos de la aplicación de la política del Palo Gordo contra las naciones de América Latina, sólo en el periodo previo a la Primera Guerra Mundial, incluyen:
* El apoyo estadounidense a la independencia de Panamá en 1903, cuando el gobierno Colombiano rechazó la propuesta de Roosevelt para construir el Canal de Panamá.
* La ocupación militar de la República Dominicana entre 1916 y 1924.
* La ocupación militar de Cuba entre 1906 y 1909.
* La ocupación militar de Haiti desde 1915 hasta 1934


Y establecemos lo que se llama ″casus belli". Primeramente se empieza, por un "incidente fortuito", ( un accidente, causado a un cónsul o un embajador). Posteriormente ese "accidente" toma un cáriz político, "ante la barbarie demostrada por el populacho", a lo que "el dictador",es incapaz de controlar.

Acto seguido, se produce una "victima propiciatoria", en forma de asesinato, o secuestro, de algún embajador, o familia de éste, o cónsul estadounidense, que "casualmente, pasaba por alli", en ese momento, y en ese escenario.Y en ese lugar, estaban los periodistas, que toman fiel reportaje de lo acontecido, y lo transmite a sus respectivos medios de comunicación. La opinión pública, pide venganza, y así el sistema queda legitimado frente a sus conciudadanos y sus lectores. "Si el pueblo me lo pide, voy”. Esa era la frase favorita de Theodor Roosevelt, que imperaba en la 1ªdecena, del siglo XX, para justificar, el intervencionismo. La voladura del Maine, Alí Pachá, el RMS Lusitania, etc. Luego se hizo más sofisticado, a partir de la II Guerra Mundial.Mucho más tarde: el USS Maddox,en el golfo de Tonkín, aunque en el fondo seguia existiendo, lo mismo. Hubo un caso muy similar, que nunca llegó a cristalizar en un encuentro bélico, y fue el incidente en el Mar Amarillo, con el buque-espia " Pueblo". La revolucion cultural, imperante en China en aquella época hacia totalmente impracticable, una declaración abierta de hostilidades hacia Corea del Norte, por lo que aquel incidente se zanjó, por la via diplomàtica, con la devolucion de los tripulantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario